EL CAMINO DE LA VIDA, ES PERFECTO.

Solo empieza andar, disfrutalo. Recoge, y da lo mejor que encuentres.  (Abel Desestress)  

Tú eres el camino y la meta, y no hay distancia entre la meta y tú.

Tú eres el buscador y lo buscado; no hay distancia entre el buscador y lo buscado.

Tú eres el devoto y la devoción. Tú eres el discípulo y el maestro. Tú eres el medio y el fin. 

Este es el Gran Camino. 

Cuando no se entiende el significadoprofundo de las cosas,se perturba en vano la paz esencial de la mente.

El Camino es perfecto, como el espacio infinitodonde nada falta y nada sobra.

De hecho, es debido a nuestra elección de aceptar o rechazar que no vemosla verdadera naturaleza de las cosas. No vivas en los enredos de las cosas externasni en los sentimientos internos de vacío.

Mantente sereno, sin hacer esfuerzos,en la unidad de las cosas,y tales falsos conceptos desaparecerán por sí solos.Cuando tratas de parar la actividad para alcanzar la pasividad, el propio esfuerzo te llena de actividad.

Mientras estés en un extremo o en el otro,nunca conocerás la Unidad.Aquellos que no viven en el Camino único fracasan en ambas: actividad y pasividad, afirmación y negación. 

SI ENTIENDES, habrá paz. Si no entiendes habrá desasosiego, tensión, angustia. El hecho de que alguien esté angustiado muestra que no ha entendido las cosas, el significado profundo de las cosas.Y vas acusando a otros de que es por ellos que estás angustiado.

Aquí nadie está angustiado por nadie. Estás angustiado debido a tu no-entender o a tu mal-entender. Una vez que comprendes que cambiar el mundo entero no es responsabilidad tuya, lo único que puedes hacer es cambiarte a ti mismo.

Un místico sufí, escribió en su biografía: «Cuando yo era joven pensaba y le decía a Dios: “Dame fuerza para cambiar el mundo entero”, y esto era la base de todas mis oraciones. Me parecía que el mundo entero estaba equivocado. Yo era un revolucionario y quería cambiar la faz de la Tierra.»

Cuando me hice un poco más maduro empecé a rezar: “Por lo visto eso es demasiado. Se me está yendo la vida de las manos; ya se me ha ido casi la mitad y no he cambiado ni a una sola persona, qué decir del mundo entero”. Así que le dije a Dios: “Con mi familia será suficiente. Déjame cambiar a mi familia”.»Y cuando me hice viejo, me di cuenta de que hasta mi familia era mucho pedir, además ¿quién soy yo para cambiar a nadie? Entonces me di cuenta de que si me pudiera cambiar a mí mismo sería suficiente, más que suficiente.

Le recé a Dios: “Ahora he llegado a la verdadera cuestión. Al menos permíteme hacer esto: me gustaría cambiarme a mí mismo”.»

Y Dios contestó: “Ahora ya no queda tiempo. Eso lo tenías que haber pedido al principio. Entonces todavía había una posibilidad”.

Todo el mundo pide esto al final. El que lo pide al principio, ha entendido la naturaleza de las cosas. Este comprende que aun cambiar uno mismo no es una tarea fácil.

Eres todo un mundo dentro de ti; llevas en ti el mundo entero.

Todo lo que existe, existe en tu interior. Eres todo un universo, no una cosa pequeña; si este cambio puede ocurrir lo habrás conseguido.

Osho

Anuncios
Published in: on marzo 31, 2008 at 3:36 am  Dejar un comentario  

LA LEY DEL EFECTO CONTRARIO

Solo deja que tu conciencia disfrute de la existencia, y la paz se hara en tu mente. (Abel desestress)  Hace sólo ya, unos años, hubo un hipnotizador francés, Emile Coué, que redescubrió una de las leyes básicas de la mente humana. La llamó «la ley del efecto contrario»; este es uno de los sutras más antiguos del pensamiento taoísta y del zen. Sosan está hablando de esta ley. Intenta comprenderla, y entonces sus palabras te serán fáciles de entender.Por ejemplo, si no tienes sueño ¿qué harás? Tratarás de dormirte; harás esfuerzos, harás esto y aquello, pero todo lo que hagas tendrá justo el efecto contrario; no traerá lo que necesitas. Ocurrirá justo lo contrario, porque cualquier actividad, cualquier esfuerzo, irá en contra del sueño. Dormir es una relajación. No puedes provocarlo, no puedes hacer nada para que ocurra; no forma en absoluto parte de tu voluntad. Dormir es entrar en el inconsciente y tu voluntad es simplemente un fragmento de la consciencia. Cuando entras en el inconsciente, en lo profundo, dejas en la superficie la parte que es consciente, el fragmento que es la voluntad. No puedes llevar tu superficie a la profundidad, no puedes llevar tu circunferencia al centro.Por eso cuando haces esfuerzos para dormir, estás haciendo algo autodestructivo. Estás haciendo algo que se convertirá justo en lo opuesto; te despertarás aún más. La única manera de entrar en el sueño es no hacer nada.Si no viene, no viene. Espera… ¡No hagas nada! De otra forma lo alejarás aún más y crearás una distancia. Simplemente espera, apaga la luz, cierra los ojos, relájate y espera. Cuando llega, llega. No puedes provocarlo con ningún acto de tu voluntad; la voluntad está en contra del inconsciente.Y esto ocurre con muchas cosas de la vida: que ocurre justo lo contrario. Si quieres estar en silencio, ¿qué harás?; porque el silencio es como el sueño. No puedes forzarlo. Sólo puedes permitir que ocurra, es un dejarse llevar, pero no hay forma de producirlo. ¿Qué harás si quieres estar en silencio? Si haces algo estarás aún menos en silencio.Si quieres estar tranquilo, ¿qué harás?; porque quietud significa no-hacer. ¡Solamente flotas, solamente te relajas! Y cuando digo que solamente te relajas, quiero decir solamente. No hay que usar ningún método para relajarse, porque cualquier método significaría de nuevo que estás haciendo algo. Hay un libro que se titula ¡Tienes que relajarte! Y el «tienes que» va justamente en contra de la relajación; el «tienes que» no se debería incorporar, si lo haces así te pondrás más tenso. Esta ley fue descubierta por Emile Coué, quien dijo: «Deja que las cosas ocurran, no las fuerces». Hay cosas que se pueden forzar; todo lo que pertenece a la mente consciente se puede forzar. Pero hay cosas que no: todo lo que pertenece al inconsciente, a tu profundidad, no se puede forzar.Ocurre muchas veces: intentas recordar un nombre o un rostro y no lo consigues, aunque sientes que lo tienes justo en la punta de la lengua. La sensación es tan intensa que te parece que va a llegar en cualquier momento y tratas de que te venga a la memoria. Y cuanto más lo intentas, menos te viene. Hasta empiezas a sospechar si esta sensación es real. Pero lo sientes; todo tu ser te dice que está ahí, justo en la punta de la lengua. ¿Pero por qué no te viene si está justo ahí? No te saldrá. Hagas lo que hagas, no te saldrá.Entonces te sientes frustrado, te desesperas y te olvidas del asunto. Sales al jardín y te pones a trabajar en él, o te pones a leer el periódico o enciendes la radio y escuchas música; y de repente te viene a la memoria. ¿Qué ha ocurrido?Pertenecía al inconsciente, estaba en lo profundo de ti. Y cuanto más lo intentabas, más difícil se hacía; y cuanto más lo intentabas más se perturbaba el inconsciente. Entonces todo se volvió un caos, todo se removió. Estaba ahí, justo en la punta de la lengua, pero al tú estar tan activo intentando recordarlo… estabas usando la voluntad, y la voluntad no puede traer las cosas de tu profundidad. Sólo a través de la rendición puedes hacerlo, sólo cuando te dejas llevar.Así que cuando te fuiste al jardín, al parque o empezaste a leer el periódico o a cavar un hoyo en el suelo o a escuchar música, te olvidaste completamente del asunto…, y de repente ahí lo tienes. Esta es la ley del efecto contrario. Recuerda, con el inconsciente la voluntad no sirve para nada; no es que no sirva para nada sino que además resulta peligrosa, perjudicial.Osho

Published in: on marzo 29, 2008 at 2:50 pm  Dejar un comentario  

Si quieres ver la verdad, no mantengas ninguna opinión a favor o en contra.

La verdad, no esta en manos de Sacerdotes, Pastores o Maestros. Solo yace dentro de ti. Esperando que la despiertes y goces de su totalidad. (Abel Desestress) Vive sin opiniones. Vive desnudo, sin ropa alguna, sin opiniones acerca de la verdad, porque la verdad detesta todas las opiniones. ¡Abandona todas tus filosofías, teorías, doctrinas, escrituras! ¡Abandona toda esa basura! Vive en silencio, sin elegir, con los ojos simplemente dispuestos a ver lo que hay, de ninguna manera esperando ver tus deseos realizados. No cargues con deseos. Se dice que el camino del infierno está completamente lleno de deseos, de buena voluntad, de esperanzas, de sueños, de arco iris, de ideales. El camino del cielo está absolutamente vacío.¡Despréndete de todas las cargas! Cuanto más alto quieras llegar, más ligero tendrás que ir. Si quieres ir a los Himalayas tendrás que dejar toda la carga. Al final, cuando llegues al Gurisankar, al Everest, tendrás que dejarlo todo. Tendrás que ir completamente desnudo, porque cuanto más alto llegues, más ligero necesitarás estar. Y todas las opiniones son cargas. No alas. Sin opiniones, sin ninguna preferencia… Si quieres ver la verdad, no mantengas ninguna opinión a favor o en contra. Si quieres saber la verdad no seas ni creyente ni ateo. No digas: «Dios existe», ni: «Dios no existe», porque lo que sea que digas se convertirá en un deseo profundo. Y proyectarás todo lo que haya oculto tras el deseo.Si quieres ver a Dios como un Krishna con una flauta en sus labios, algún día lo verás; no porque Krishna esté ahí, sino tan sólo porque tienes una semilla de deseo que proyectas en la pantalla del mundo.Si quieres ver a Jesús crucificado, lo verás. Lo que quieras se proyectará, pero es sólo un mundo de sueños; no te estás acercando a la verdad. No plantes ninguna semilla en tu interior: vive sin opinión, sin ningún pensamiento a favor o en contra, sin filosofía. Simplemente ve lo que hay. No lleves contigo ninguna mente. Vive sin mente. Si quieres ver la verdad, no mantengas ninguna opinión a favor o en contra.La lucha entre lo que a uno le gusta y lo que le disgusta es la enfermedad de la mente. ESTA ES LA ENFERMEDAD DE LA MENTE: Lo que a uno le gusta y lo que le disgusta, a favor y en contra. ¿Por qué está la mente dividida? ¿Por qué no puedes ser uno? Te gustaría, desearías ser uno, pero continúas alimentando las divisiones, las preferencias, el «esto me gusta» y «esto no me gusta».no tener ninguna preferencia por esta vía o por aquella. Simplemente ir vacío. Simplemente ir sin ninguna opinión. Ve simplemente disponible, receptivo. Un maestro está para ayudarte a dejar las opiniones, a dejar la mente. Y si el propio maestro se convierte en una elección entonces también se convertirá en una barrera. De nuevo has vuelto a elegir, de nuevo has usado la mente. Y cuanto más usas la mente, más se refuerza, más fuerte se hace. No la uses.Es difícil, porque dirás: «¿Y qué le ocurrirá a nuestro amor? ¿Qué va a ser de nuestro compromiso? ¿Qué va a ser de nuestras creencias? ¿Qué va a ser de nuestra religión, de nuestra Iglesia, de nuestro templo?». Estas son tus cargas. Libérate de ellas, y deja que ellas se liberen de ti. Te están manteniendo aquí, arraigado, y la verdad quiere liberarte. Liberado llegas, con alas llegas, sin peso llegas. La lucha entre lo que a uno le gusta y lo que le disgusta es la enfermedad de la mente. ¿Cómo curarse? ¿Hay alguna manera de superar esta enfermedad? No, no hay manera. Uno simplemente tiene que entenderlo. Uno simplemente tiene que mirar el hecho en sí mismo. Uno sólo tiene que cerrar los ojos y mirar en su propia vida; observarla. Y sentirá la verdad. Y cuando sientes la verdad, la enfermedad desaparece. No hay ningún remedio para ella, porque si se te da algún remedio, ese remedio te empezará a gustar. Entonces olvidarás la enfermedad pero empezará a gustarte el remedio, y el mismo remedio se convertirá en la enfermedad.Y nadie más que tú lo ha creado; es la enfermedad de tu mente: preferir, elegir.No decidas. Acepta la vida en su totalidad. Tienes que ver la totalidad: la vida y la muerte juntas, el amor y el odio juntos, la felicidad y la desgracia juntas, la agonía y el éxtasis juntos. Si los ves juntos, entonces ¿qué quedará para elegir? Si ves que son uno, entonces ¿por dónde va a entrar la elección? Si ves que la agonía no es otra cosa que éxtasis, y el éxtasis agonía; si puedes ver que la felicidad no es otra cosa que infelicidad; que el amor no es otra cosa que odio y el odio, amor; entonces ¿dónde elegir? ¿cómo elegir? Entonces la elección desaparece.No es que tú la dejes. Si eres tú el que la dejas, se convertirá en una elección; esta es la paradoja. No supongas que tienes que dejarla, porque si la dejas, eso ya quiere decir que has elegido a favor y en contra. Ahora tu elección es la totalidad. Estás a favor de la totalidad y en contra de la división, pero la enfermedad ha entrado. Es algo muy sutil.Simplemente entiende, pues la propia comprensión hace que la elección desaparezca. Nunca la abandonas. Simplemente te ríes…

Osho

Published in: on marzo 27, 2008 at 7:08 am  Dejar un comentario  

LA MENTE ES UNA ENFERMEDAD.

Atreverse a descubrir que es la mente, solo es una labor para aquellos que la usan. (Abel Desestress) Esta es una verdad básica que Oriente ha descubierto. Occidente dice que la mente puede enfermarse, o puede sanarse. La psicología occidental depende de esto: que la mente puede estar sana o enferma. Pero Oriente dice que la mente como tal es la enfermedad, que no puede estar sana. Ninguna terapia psiquiátrica puede servir de ayuda; como mucho puede hacer que esté normalmente enferma.Así que en relación a la mente existen dos tipos de enfermedades: normalmente enferma (esto es, que tienes la misma enfermedad que otros a tu alrededor) o anormalmente enferma, que quiere decir que padeces algo único. Tu enfermedad no es algo ordinario; es excepcional. Tu enfermedad es algo individual, no colectivo; esta es la única diferencia. O normalmente enferma o anormalmente enferma, pero la mente no puede estar sana. ¿Porqué? Oriente dice que la propia naturaleza de la mente es tal que siempre estará enferma. La palabra «salud» es hermosa, procede de la misma raíz que la palabra «totalidad». Salud, curación, totalidad, sagrado o santo…: todas estas palabras proceden de la misma raíz.La mente no puede estar sana porque nunca puede estar entera. La mente siempre está dividida; la división es su base. Si no puede estar íntegra ¿Cómo va a poder estar sana?, y si no puede estar sana ¿Cómo va  ser sagrada? Todas las mentes son profanas. No existe cosa tal como una mente santa. Un hombre santo vive sin mente porque vive sin división. La mente es la enfermedad. ¿Cómo se llama esta enfermedad? Su nombre es Aristóteles, o si prefieres que que realmente parezca una enfermedad puedes llamarla «aristotelitis». Así suena totalmente como una enfermedad. ¿Por qué es Aristóteles la enfermedad? Porque dice: «O esto o lo otro. ¡Elige!». Y elegir es la función de la mente; la mente no puede existir sin elegir.Al elegir caes en la trampa, porque siempre que eliges lo haces en contra de algo. Si estás a favor de algo, tienes que estar en contra de algo; no puedes estar solamente a favor ni puedes estar totalmente en contra. Cuando el «a favor» entra, el «en contra» le sigue como una sombra. Cuando aparece el «en contra», el «a favor» aparece también; oculta o abiertamente.Cuando eliges, divides. Entonces dices: «Esto está bien, esto está mal». Y la vida es una unidad. La existencia no puede dividirse, la existencia es un profundo «unísono». Es unidad. Si dices: «esto es bonito y esto es feo», la mente ha entrado en escena, porque la vida es las dos cosas juntas. Lo bonito se vuelve feo, y lo feo se va haciendo bonito. No hay una línea divisoria; no se les puede poner en compartimentos separados. La vida va fluyendo de esto a aquello.El hombre tiene compartimentos fijos. La naturaleza de la mente es la fijación, y la fluidez es la naturaleza de la vida. Es por eso que la mente es obsesión; está siempre fija, es sólida. Y la vida no es tan sólida; es fluida, flexible, se mueve hacia lo opuesto. Algo está vivo en este momento y al siguiente está muerto.. Aristóteles hizo de ella la base de su lógica y de su filosofía. No puedes encontrar un hombre más distante de Socrates o de Jesus, que Aristóteles, porque Socrates dice: «Ni esto ni aquello, no elijas». «Vive sin elegir». «¡No hagas distinciones!». Desde el momento en que haces una sola distinción, desde el momento en que la elección aparece, ya estás dividido, fragmentado; has enfermado, no estás entero.Recuerda, si le preguntas a un cristiano… Este realmente no sigue a Jesús, sino que básicamente sigue a Aristóteles. El cristianismo está basado más en Aristóteles que en Cristo. Jesús se parecía más a Socrates, pues dice: «¡No juzgues y no serás juzgado!»; dice: «No elijáis. No digáis: ¡Esto es bueno y esto es malo! Eso no os concierne. Dejad que la totalidad decida. No os convirtáis en jueces». Pero el cristianismo no está orientado hacia Jesús. Los fundadores del cristianismo fueron más aristotélicos que cristianos.No se puede construir una Iglesia basándose en Socrates o en Jesús. ¿Cómo vas a poder levantar una Iglesia sin elegir? Una Iglesia tiene que estar a favor o en contra de algo; tiene que estar a favor de Dios y en contra del diablo. Y en la vida Dios y el diablo no son dos, son uno. El diablo es una cara y Dios es la otra cara de la misma energía; no son dos.Osho

Published in: on marzo 24, 2008 at 8:29 am  Dejar un comentario  

Entendiendo la Existencia. Parte 1

 

Entender que existes es comprender, que tu mente no es el camino, para disfrutar la existencia, (Abel Desestress)

El Gran Camino no es difícil
para aquellos que no tienen preferencias.
Cuando ambos, amor y odio, están ausentes
todo se vuelve claro y diáfano.
Sin embargo, haz la más mínima distinción,
y el cielo y la tierra se distancian infinitamente.
Si quieres ver la verdad,
no mantengas ninguna opinión a favor o en contra.
La lucha entre lo que a uno le gusta
y lo que le disgusta
es la enfermedad de la mente.
(Osho)

¿Qué haces cuando estás cerca de una cascada? La escuchas, te quedas quieto y en silencio, absorbes. Permites que la cascada vaya entrando cada vez más profundamente dentro de ti. Entonces todo se calma y se queda en silencio en tu interior. Te conviertes en un templo; lo desconocido entra a través de la cascada. ¿Qué haces cuando escuchas los cantos de los pájaros, o el viento pasando a través de los árboles, o las hojas secas cuando el viento se las lleva? ¿Qué haces? Simplemente escuchas.
No quiero venderte ninguna idea, las ideas no interesan. No estás aqui para convencerte.
Simplemente florece. Es una cascada, una catarata, un viento soplando a través de los árboles, o tan sólo el canto de los pájaros; sin significado, pero con mucho sentido. Tienes que absorber este sentido, sólo entonces serás capaz de entender. Así que escucha pero no pienses. Entonces es posible que ocurran muchas cosas dentro de ti. No empieces a pensar.
Una hermosa roca; ¿qué hacer con ella? Te deleitas en ella. La tocas, la recorres, sientes su musgo. ¿Qué haces con las nubes que se mueven en el cielo? Danzas sobre la tierra, las miras, o simplemente te tumbas y te quedas quieto; las miras y las dejas flotar. Te llenan. No solamente el cielo exterior; poco a poco, cuanto más en silencio te quedas, van llenando también tu cielo interior. De repente ya no estás ahí, sólo hay nubes moviéndose, adentro y afuera. La división desaparece, ya no hay ninguna delimitación. Te has convertido en cielo y el cielo se ha convertido en ti.
Osho

Published in: on marzo 23, 2008 at 10:06 am  Dejar un comentario  

La verdad es la mayor ofensa

 

Cuando encuentres un maestro, que solo te enseñe el camino, mas no a decirte como transitarlo. Has encontrado la llave para tu propia existencia. (Abel Desestress)

Me gustaría que aprendieras de todas las fuentes,
que disfrutaras de cada ser único con el que te
encuentres. Pero nunca sigas a nadie ni intentes
ser exactamente como otra persona;
la Existencia no lo permite. Sólo puedes ser tú mismo.
OSHO

La Verdad es la Mayor Ofensa

No eres tú el que te has alejado demasiado, son ellos los que han ido demasiado lejos, y han estado alejándose durante millones de años. La distancia entre el hombre real y hombre tal como existe en el mundo, se ha hecho casi insalvable. Están tan alejados de su propia realidad que han olvidado el camino de vuelta.
Han olvidado cuál era su propósito al venir aquí.
Hay una antigua parábola… Un rey muy sabio quería que su hijo su único hijo y sucesor fuera también muy sabio antes de sucederle y convertirse en rey de su vasto reino. El anciano eligió un camino muy extraño: Envió a su hijo lejos del reino, le dijo que le abandonaba, que debía olvidar completamente que era un príncipe. «Ya no es un príncipe y no voy a hacerle mi sucesor.»
Le fue arrebatado todo, sus hermosos ropajes, sus ornamentos…; le dieron las ropas de un mendigo y de noche le metieron en un carruaje para expulsarle del reino. Había órdenes estrictas de no permitir su regreso al reino bajo ningún concepto.
Pasaron los años; el príncipe se convirtió en un verdadero mendigo y olvidó que había sido príncipe. De hecho no tuvo que hacer esfuerzos para olvidar, porque era un mendigo. Pedía ropa, alimento, abrigo y había ido aceptando lentamente la condición en la que se encontraba.
Después de muchos años, un día estaba sentado a la puerta de un hotel, pidiendo. Era pleno verano y quería conseguir suficiente dinero para comprarse un par de zapatos de segunda mano, por supuesto ¬porque la tierra le quemaba como el fuego y caminar sin zapatos era imposible. Tenía heridas en los pies y tan sólo pedía que le dieran unas cuantas monedas. En aquel mismo momento un gran carro dorado se detuvo delante del hotel y descendió de él un hombre que le dijo: «Tu padre te llama para que regreses. Es muy anciano, casi está muriendo y desea que seas su sucesor.»
En un segundo el mendigo desapareció. Aquel hombre cambió completamente; se podía ver en su cara, en sus ojos… las ropas seguían siendo las de un mendigo, pero el hombre era totalmente distinto. Se reunió a su alrededor una gran multitud -la misma multitud ante la que había estado poniendo la mano para recibir unas monedas- y todos comenzaron a mostrarle su gran amistad. Pero él ni siquiera les presta¬ba atención. Subió al carro, se sentó en él y dijo al hombre que había venido a buscarle: «En primer lugar llévame a un lugar hermoso donde pueda darme un buen baño, encontrar ropa adecuada a mi condición, zapatos y ornamentos, porque sólo como príncipe puedo presentarme ante el rey.»
Volvió a casa y lo hizo como príncipe. Dijo a su padre: «Sólo quiero preguntarte una cosa: ¿Por qué he tenido que mendigar durante tantos años? Realmente me había olvidado… Si no me hubieras pedido que re¬gresara, habría muerto como un mendigo, sin recordar jamás que había sido un príncipe.»
El padre dijo: «Es lo que mi padre hizo conmigo. No lo hice para hacerte daño, sino para que pudieras experimentar los extremos de la vida: el mendigo y el rey. Y todo el mundo existe entre estos extremos.
Aquel día te dije que olvidaras que eras un príncipe; ahora quiero decirte que ser príncipe o mendigo son sólo identidades que nos dan los demás. No es tu realidad, no eres tú: no eres el príncipe ni el mendigo. En el momento que te das cuenta de que no eres lo que el mundo pien¬sa de ti, no eres lo que pareces ser sino algo tan profundamente escon¬dido dentro de ti que nadie excepto tú puede verlo, entonces es cuando un hombre se hace sabio. De este conocimiento procede la sabiduría.
Yo me sentí enfadado con mi padre y sé que tú debes sentirte enfa¬dado conmigo. Pero perdóname porque tenía que dejarte una cosa clara: no te identifiques con ser rey, no te identifiques con ser mendigo, porque estas identidades pueden cambiar en un momento. Y aquello que puede cambiarse no eres tú. Tú eres algo eterno, inmutable.

La gente se ha alejado mucho de su realidad y el hecho de recordársela les hace sufrir. No quieren ver sus heridas; no quieren que se les recuerde lo que han tratado de olvidar y perdonar con tanto esfuerzo.
De alguna forma se las han arreglado para crearse una identidad en el mundo…,

No debes tener en cuenta su comportamiento en absoluto. Están completamente dormidos. Estamos intentando hacer algo que no les deja dormir, y naturalmente se sienten alterados y reaccionan. Esto es totalmente aceptable. ¿Pero durante cuánto tiempo van a reaccionar? Esta cuestión plantea un gran desafío.
Si pierdes la esperanza has perdido el juego.
Dice OSHO:
Yo no voy a perder el juego.
Yo seguiré haciendo lo mismo hasta mi último aliento, sea cual sea su reacción. Sólo trayendo su reacción a la superficie existe una posibilidad de cambio. Pero es algo que tomará tiempo porque durante miles de años han estado alejados de sí mismos. Debes tener paciencia con ellos porque ellos necesitan tu compasión, necesitan tu paciencia.
Vendrán a casa; quieren venir a casa, pero admitir que aún no están en casa contraría su ego. De a misma forma que va contra su ego reconocer que son falsos, que son farsantes.
Pero su misma reacción: tirarme piedras, cuchillos, encarcelarme o crucificarme, les va a hacer cambiar. Ésa es la única manera que tienen de empezar a pensar en lo que están haciendo y en porqué se sienten ofendidos.
Sólo te sientes ofendido cuando se dice una verdad, algo que has
estado ocultando. Nunca te ofenden las mentiras.
La verdad es la mayor ofensa.
OSHO 

Published in: on marzo 22, 2008 at 8:39 am  Dejar un comentario  

¿A las Mujeres les importa mucho, EL TAMAÑO?

Si el matrimonio se enlaza por pesos y tamaños, El amor sera el que menos espacio ocupe. (Abel Desestress)

Todo indica que si, que es muy importante el tamaño, para decidir si la relacion va por buen camino. Y aunque , Dicen que el amor es desinteresado, si eso fuera cierto, el tamaño de lo que exibe en su propuesta el interesado, seria de verdad lo de menos.

Según una encuesta hecha por el sitio británico de organización de bodas Hitched.co.uk.

La mayoría de las mujeres a quienes les han propuesto matrimonio, hubiese preferido una piedra más grande en su anillo.

Así es que si eres de los que eligió este día , para declararle tu amor, toma en cuenta este gasto.

Una sortija modesta, con un brillante central de entre 15 y hasta25 puntos, puede significar una inversión de entre 800 y 2,500 pesos.

Estas opciones, que resultan las más económicas, puedes encontrarlas en diversas joyerías, incluyendo el Centro Joyero de Madero, en el Centro Histórico.

Si eliges un anillo con diamantes, los preferidos de las novias, el desembolso aumenta considerablemente, pues según datos de Profeco, gastarías ente 3,000 y hasta 80,000 pesos, dependiendo del diseño, quilataje, pureza y color de la piedra y montura.

A la mexicana

Aunque para ellas el tamaño sí importa, lo cierto es que el diamante de un anillo de compromiso no debe ser enorme.

Según diversas joyerías, para la novia mexicana existe un estándar en esta gema de entre 25 y 55 puntos.

Este diamante estándar oscila entre los 20,000 y 70,000 pesos.

Si compras un anillo de compromiso de mayor valor, Profeco recomienda pedir un certificado de autenticidad que garantizará tu inversión.

Guíate

Para comprar un anillo de diamantes debes conocer las 4 características fundamentales de la piedra:

1. Pureza: La determina la ausencia de marcas internas o externas, como manchas, nubes o despostilladuchas. Se clasifican por letra y números.

2. Color: Va desde el incoloro a tintes amarillos, el primero es menos común y los de color rojo los más escasos.

3. Corte: Hay diversas formas: redondas, esmeraldas, gotas, marquise, corazón, princesa, oval; generalmente contiene 55 cortes y la relación ideal es 60% de tamaño entre la altura y lo ancho.
4. Peso: Se utiliza el kilate que equivale a 200 gramos y se divide en 100 puntos. Un anillo de 50 puntos equivale a medio kilate.

Published in: on marzo 19, 2008 at 5:53 am  Comments (2)  

Abel Desestress

 
Solo medita tu existencia, tu potencial, tus talentos, y analiza si estas aprovechandolos. (Abel Desestress)
No estoy aquí para convencerte de nada. No estoy aquí para darte dogma alguno, ni un credo con el que vivir. Estoy aquí para arrebatarte todos los credos porque solamente entonces podrá la vida suceder en ti. No te voy a dar nada sobre lo que puedas vivir. Simplemente te estoy quitando todos los apoyos, todas las muletas.

********

Todo mi esfuerzo se centra en empujarte hacia la muerte, en empujarte hacia el abismo de los desconocido, a empujarte hacia la experiencia cero. En la India lo llamamos Samadhi.

********

No estoy aquí para interpretar el rol del sacerdote; no estoy aquí para interpretar el rol del profeta. De hecho el profeta no es más que el político disfrazado.

********

A mi gente le digo: primero sé egoísta, completamente egoísta: florece. Logra el florecimiento y la fragancia y luego espárcelos. Entonces compártelos con esa gente desafortunada, que tiene el mismo potencial que tú, pero a quienes la vida no ha dado la oportunidad de ir hacia dentro, para saborear su propia divinidad

 ********

Te enseño a ser natural. Y te enseño a aceptar tu naturalidad. Hay algo que sé con seguridad : cuando hayas florecido, compartirás. No hay forma de evitarlo. Cuando la flor se abre no hay modo para ella de retener su fragancia y mantenerla aprisionada. La fragancia escapa. Se extiende en todas las direcciones.

Así que, primero tienes que estar satisfecho, contento. Primero, sé. Después, desde tu ser surgirá una fragancia que se extenderá a muchos. Y no será un servicio, será pura alegría de compartir. Y no hay mayor felicidad que la de compartir tu felicidad.

 ********

El hombre madura en el momento en que empieza a amar en vez de necesitar, en que empieza a desbordarse, a compartir, en que empieza a dar. El énfasis es totalmente diferente. Con el amor, el énfasis está en cómo dar, cómo dar más y cómo dar incondicionalmente. Esto es crecimiento, la madurez llegando a ti.

********

Yo soy, yo soy. Haya discípulos o no, eso carece de importancia. No dependo de ti. Y todo mi esfuerzo aquí es conseguir que también tú no seas dependiente de mí. Estoy aquí para darte libertad. No quiero, de ninguna forma, anularte. Sólo quiero que seas tú mismo. Y el día en que esto suceda, cuando seas independiente de mí, serás capaz de amarme realmente. No antes.

********

Yo te puedo enseñar meditación y desde ella surgirá una cualidad diferente de amor . Entonces no será tontear. Entonces será sabiduría, no tontería. Entonces no “caes enamorado” (*); te elevas en el amor. Entonces el amor es una cualidad tuya.

********

Tengo que contar chistes porque estoy asustado; todos sois personas religiosas. Tenéis tendencia a ser serios. Tengo que haceros cosquillas para que algunas veces olvidéis vuestra “religiosidad”, olvidéis todas vuestras filosofías, vuestras teorías y sistemas y pongáis los pies en la tierra. Tengo que devolveros a la tierra una y otra vez; de otro modo tenderéis a ser serios, más y más serios. Y la seriedad es un tumor canceroso.

********

No es por casualidad que los sacerdotes estén contra mí, que los políticos estén contra mí, que todo lo establecido esté en mi contra. No es por casualidad. Puedo entender su lógica. Estoy tratando de deshacer lo que ellos han ello. Estoy saboteando todo el modelo de esta sociedad de esclavos.

OSHO

Published in: on marzo 18, 2008 at 5:19 pm  Dejar un comentario  

Hoy es tu futuro, solo necesitas, hacer lo correcto y dar amor HOY. (Abel Desestress)

 

ES SOMBRIO EL FUTURO…?

El futuro solo aparece sombrío, pero siempre ha sido así, no hay nada nuevo. Se puede ir lo más atrás en la historia de la humanidad, al primer momento del principio cuando Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso y encontrarán que el futuro siempre ha sido sombrío. Sólo piensa en Adán y Eva expulsados por Dios y las puertas cerradas detrás de ellos. ¿Cómo sería sul futuro?  Debe haberles resultado  muy sombrío.  Todo lo conocido desapareció: la certeza, la seguridad, su mundo, todo les fue arrebatado ¿Cuál era la esperanza del futuro?  Sólo oscuridad, muerte;  debió de ser aterrorizador.

Y esto no es una parábola: cada vez que nace un niño, el futuro se ve sombrío, porque se le separa de nuevo de la matriz  –del ambiente seguro de la matriz– ; el niño desamparado es expelido ¿Qué piensa uno del niño? Los psicoanalistas dicen que el trauma  más grande es el trauma del nacer y la persona lo sufre toda la vida.  La palabra trauma viene de la raíz que significa “herida”.  El trauma del nacimiento es la herida más grande; es raro encontrar  una persona cuyo trauma de nacimiento haya sido sanado.
<br
Sólo se cura cuando la persona llega a la iluminación, porque cuando una persona llega iluminarse vuelve a la matriz eterna de Dios; de otro modo la herida sigue doliendo.

La vida entera trata de esconder esa herida, pero ocultándola no desaparece. Cada niño que nace, viniendo del canal del nacimiento, debe sentir lo sombrío del futuro y cada uno lo ha sentido. Porque el futuro es desconocido, por eso aparece como sombrío.

No es algo nuevo que el hombre moderno está sintiendo; es como el hombre antiguo.  Se puede ir a los registros más antiguos y en ellos, en las antiguas escrituras, se dice “el futuro es sombrío” y como corolario “el pasado era dorado”. “El futuro es sombrío”.  El pasado era bueno, satyuag—la Edad del Verdad; y el futuro, kalyuag –la Edad de la Muerte, de la Oscuridad.

Esta es una actitud profunda en la mente; no tiene nada que ver con el tiempo y la realidad que lo rodea y hay que eliminar esa actitud pesimista,  Ruparahi.  Todo depende de tu forma de verlo.

Por ejemplo, es sencillo decir: “El peso de  Occidente es un apesada carga sobre los hombros del mundo: la bomba atómica” y nadie discute eso, es obvio.  Pero quisiera que lo pensaran de nuevo, reconsidéralo.  De hecho, es la bomba atómica la que ha hecho imposible la guerra.  Ahora no puede haber guerra.

En el pasado podríamos haber continuado con las guerras porque nuestras guerras eran ineficientes, no había peligro.  Por eso, épocas atrás, en tres mil años, hemos peleado en cinco mil guerras; no había problemas, era un juego justo. Y la egoísta mente masculina disfrutaba mucho. Lo necesitaba. Y las guerras habrían continuado si no hubiera habido bomba atómica.  La bomba atómica es el fin de la guerra.

El futuro no es sombrío.  La verdadera existencia de la bomba atómica significa ahora que si nos decidimos por la guerra, será un suicidio universal ¿Quién está dispuesto a asumir ese riego? Nadie puede ganar y todos morirán; nadie saldrá ganador ¿pará quéentonces? La guerra sólo es significativa si alguien puede ganar y alguien salir vencido.  La guerra se vuelve absurda si nadie puede ganar y ambos son destruidos.  Es sólo por la existencia de la bomba atómica que Rusia y Estados Unidos han evitado la guerra; si no, la guerra sería inevitable.  Ambos están preparados, absolutamente preparados, pero la bomba atómica lo hace imposible.

Ahora es ridículo ir  a la guerra si ambos bandos van a ser destruidos  ¿para qué?  La bomba ha logrado que desparezca la motivación.

Cuando pienso en la bomba, veo una gran esperanza.  No soy nada pesimista.  Creo que las cosas mejorarán cada día más. Os sorprendereis;  las cosas mejorarán cada vez más, pero es muy simple si podeis comprenderlo.

Es gracias a la bomba atómica que  la guerra sería total.  Hasta ahora, era algo parcial donde unos pocos morían, pero ahora, toda la Tierra moriría;  hemos logrado  una supermuerte.. hay tantas bombas que podríamos matar a una persona unas mil veces, podríamos destruir unas mil Tierras como ésta. Esta Tierra es ahora pequeña respecto a nuestro poder destructivo.  Comparado con nuestro poder destructivo, la Tierra no es nada.

Ahora, ¿Quién va a asumir ese riesgo y para qué?  Nadie va a estar allí para saborear la victoria … nadie va a estar allí.

No habrá guerra. La Tercera Guerra Mundial no sucederá y no es por Buda, o Cristo y sus discursos de no-violencia y amor. ¡No!. Será por la bomba atómica. Porque la muerte es absoluta; ahora el suicidio sería completo. No sólo el hombre sería destruido, sino los pájaros, los animales, los árboles, toda la vida en la Tierra sería destruida. Ésta es la única posibilidad de eliminar la guerra para siempre.  Nos hemos vuelto tan eficientes en matar que el matar ya no podemos permitirlo más.  Piensa de esta manera y te sorprenderás – entonces el futuro dejará de ser sombrío.

Dices,  “…violencia a través de la frustración”. Eso es cierto.  Siempre que uno se siente frustrado… y el mundo se está sintiendo frustrado, particularmente en Occidente, surge la frustración ensombreciendo el éxito.  En Oriente no hay frustración porque no hay éxito, así es que el ensombrecimiento falta.  En Occidente hay una gran frustración porque el éxito ha llegado; todo lo que el hombre pudiera necesitar está disponible, y no hay contentamiento.  El éxito ha fallado –eso es la frustración.

Pero eso es lo importante del sannyas, de la meditación, de la religión. Sí, puedes frustrarte y ponerte violento porque todo aquello en lo que tenías expectativas, falló –—has tenido éxito y nada ha ocurrido; te llega la gran frustración. Esto puede matar,  se puede llegar al suicidio.  Pero también hay otras posibilidades, puedes empezar a pensar de otra manera: ese éxito no puede estar afuera, ese éxito tiene que ser algo interior y estás corriendo en la dirección incorrecta. La dirección está equivocada: por eso has fallado.

En Occidente, por causa de la frustración, las personas se comienzan a interesar cada vez más en la meditación, en la oración, en la contemplación. También eso es parte de la frustración.  Mi propia observación es que una persona se convierte en un meditador sólo cuando hay dos posibilidades: suicidio o transformación.

Cuando en el exterior parece haber autodestrucción y nada más, entonces uno se cambia de dirección.  Sólo en ese punto, en el tope de la frustración, uno se vuelve hacia adentro.  El volverse hacia adentro no puede suceder en una persona tibia; sólo sucede cuando las cosas queman y no hay más salida, cuando todas las salidas son falsas.  Cuando has sentido una total frustración con el mundo exterior y los viajes por el exterior, cuando toda extroversión deja de ser importante, sólo queda el deseo, el anhelo de un peregrinaje interior, se abre.

Siempre ha sido así. Es sólo en  el extremo, cuando la vida enfrenta una crisis, donde la transformación sucede.  El agua se evapora a los cien grados; se necesita este calor. Occidente ha creado todo ese calor de frustración. Unas pocas personas se volverán violentas; otras pocas, asesinas; otras más, se suicidarán; pero la mayor parte de la humanidad comenzará a viajar hacia adentro.

Dices, “…la automatización del alma.”  La industrialización y el crecimiento de la tecnología no ha automatizado al hombre, no lo ha convertido en una máquina.  El hombre siempre ha sido una máquina.  La industrialización sólo  ha revelado la verdad.  Es una gran revelación. El hombre siempre ha vivido en esclavitud, pero la esclavitud no era tan aparente, no tan penetrante; la libertad era sólo una ilusión.

La mecanización de todo lo que nos rodea, nos ha hecho despertar respecto de que uno no es nada más que una máquina. Siempre ha sido así.  Los Budas siempre nos han dicho que existimos en forma inconsciente, que uno existe como un robot, que uno no es aún un hombre, pero las ilusiones persisten.  El mundo moderno te ha arrebatado tu última ilusión, te ha revelado la verdad: no eres más que una máquina eficiente o ineficiente, pero al fin y al cabo, sólo una máquina.

Tiene que ser así, porque sólo cuando convives con máquinas, puedes darte cuenta de tu existencia de máquina. Siempre has vivido con árboles, animales y gente y eso te ha dado la falsa idea de que hay libertad.

La libertad sólo existe cuando uno es totalmente consciente. Sólo un Buda es libre. La libertad es un estado de Buda; nadie más puede ser libre… pero la gente puede creer… es una ilusión muy consoladora.  La modernidad se ha llevado su última ilusión; y es bueno porque ahora surgirá un  gran deseo de libertad, un gran deseo por lograr algo más allá de la máquina.

Por ejemplo, el computador ha probado que por muy eficiente que puedas ser mentalmente, eso no te convierte en un hombre, porque un ordenador lo hace mejor que tu propia mente.  Ahora, la gente que está acostumbrada a desarrollar las matemáticas, se ofenderá, porque el computador lo puede hacer mejor.  Y el trabajo del computador es tan rápido que dicen que si un problema requiere setenta años de la vida de un gran matemático para ser resuelto, trabajando todo el día, el ordenador puede resolverlo en un segundo.
Br>
Ahora bien, ¿Cuál es la lección a aprender? Que el cerebro no es otra cosa que un ordenador biológico.  Sin los ordenadores nunca habríamos descubierto que el cerebro es un ordenador.  Con el ordenador, la gente que pensaba ser grandes intelectuales, matemáticos, científicos, especialistas, se ha visto reducida tan sólo a una máquina. Hace dos mil años. No era posible, no había forma de descubrir que la mente funciona como una máquina, que la mente no es más que una máquina.

Hay algo que el ordenador no puede hacer.  Puede ser lógico, pero no puede ser amoroso; puede ser racional, pero no meditativo.  Un ordenador no puede meditar, un ordenador no puede amar —–y esa es la esperanza y es allí donde el hombre puede ir más allá de la máquina.  Tú puedes amar.  En el futuro, el amor puede ser el factor decisivo. Sin lógica, el computador es perfectamente lógico, más lógico que cualquier Aristóteles; sin matemáticas, el computador es más matemático que cualquier Albert Einstein.

Osho

Published in: on marzo 16, 2008 at 3:56 pm  Dejar un comentario  

EL FUTURO, UNA INTERROGANTE CURIOSA O FATALISTA

Solo debes dar y hacer hoy, lo mejor de ti, y el mañana estará en mejores perspectivas. (Abel Desestress)

Que nuestra propia supervivencia es ahora una interrogación abierta, no lo duda nadie.  A pesar de esto, nada cambia.  Que estamos sacrificando la existencia misma del florecimiento más hermoso de este universo, con conflictos pueriles, inmaduros, está claro; pero esto nada cambia. La acción es hoy necesaria.  Eso es aceptado globalmente por todos los expertos en todo el mundo; sin embargo, nada cambia.El reloj silenciosamente continúa su tic-tac.En el mundo hay personas inteligentes en todas partes: científicos, artistas, poetas, estudiantes, gente de negocios, médicos, abogados, gente joven, gente mayor, famosos, desconocidos.  Sí, todas las personas en todo el mundo han de mirar por la ventana cómo los pájaros en los árboles despliegan sus quehaceres de forma tan inteligente, tan natural, y deben maravillarse…Exactamente, ¿qué es lo que va mal en la Tierra?Las madres contemplan a sus niños y se preguntan con tristeza cuál es el futuro que les está reservado a estos pequeños.  Y al mismo tiempo, noticiario tras noticiario, en cada idioma del globo, se dice una y otra vez: guerra, hambre, SIDA, armas químicas, agujeros en la capa de ozono, destrucción nuclear, advertencias globales, superpoblación, pérdida de las selvas tropicales, pérdida de especies, desiertos ganando terreno, drogas, violencia…  El efecto trágico es que si estas personas inteligentes no detienen este proceso, ¿quiénes creen que lo harán?  ¿Las personas que están hoy en el poder?  ¿Aquellos que normalmente se benefician del mundo demente de hoy?  ¿Estamos realmente dejando esto a las mismas personas que en primera instancia nos condujeron a este caos?Es ahora o nunca.  Es hora de que la intelectualidad de todo el mundo levante la voz en contra de esta estupidez.En este libro, Bhagwan describe la formación de la Academia Mundial para las Ciencias Creativas, las Artes y la Consciencia, como un paso práctico en esa dirección.  Quizá este es con certeza, el documento más radical que nunca hayas tenido en tus manos. Estos son momentos radicales y pretenden soluciones radicales.  No es cuestión de si estás de acuerdo con Bhagwan o no; es cuestión de que tengas las agallas para asegurarte de que al menos su contribución esté en la agenda.  Si las ideas son obviamente erróneas, entonces será fácil señalar cómo y por qué, y todos podemos aprender en el proceso. Si las ideas son correctas entonces la intelectualidad del mundo necesitará encontrar valor para decirlo así.  El tiempo se está acabando. Todo lo que amamos está en peligro; fingir que no has escuchado una palabra, simplemente no es una respuesta aceptable.Este planeta es la herencia de cada uno de nosotros. O todos nos beneficiamos o todos perdemos: es una Tierra y una Humanidad.  En esta búsqueda por la supervivencia no debemos dejar ni una piedra sin remover. Queremos examinar cada ocasión abiertamente, honestamente, sin prejuicio, sin superstición, sin parcialidad; simple y científicamente.Si ocurriera que perdiéramos este planeta sin haber investigado concienzudamente cada alternativa abierta ante nosotros, el Homo Sapiens habría sido su nombre inadecuado en el universo. George Meredith 

Colonia; Alemania Federal

Published in: on marzo 14, 2008 at 9:21 pm  Dejar un comentario